La textura crujiente de la cebolla frita y su sabor maridan perfectamente con gran variedad de platos. Incluso como snack es una buena y sana idea. La cebolla frita está disponible en cuatro formatos, desde 100 grs. a 1000 grs. Ideal para carnes y pescados a la brasa, puré de patata, ensalada, pastas, tortillas y también para picar.

[metaslider id=803]